Pros y contras del cybersexo

Internet crece a un ritmo imparable. Se ha convertido, en poco tiempo, en parte esencial de nuestras vidas. Internet está en casi todas las casas y en casi todas las cosas. Las relaciones no han escapado a su influencia, de hecho, cada día son más las personas que se conocen gracias a esta herramienta.

Internet tiene un ritmo de crecimiento increíble, a diario aparecen nuevas herramientas, redes sociales y páginas como FuegodeVida en las que puedes conocer y relacionarte con otras personas. Como era de esperar, todas estas nuevas tecnologías han traído nuevos comportamientos, hasta ahora desconocidos.

El cybersexo ha surgido como una respuesta natural a la necesidad de relacionarse de los seres humanos en la red y de llevar esas relaciones un poco más allá.

El cybersexo

Algunos expertos están señalando que las redes sociales nos convierte en seres cada vez menos sociables. En cierta manera es verdad, pues cada vez interactúamos menos cara a cara con nuestros conocidos, debido a las horas que pasamos cada día frente a una pantalla de ordenador o frente a un teléfono.

Al mismo tiempo, Internet nos ha facilitado mucho la tarea de conectar con otros. Conocer a otras personas es mucho más sencillo ahora que hace un tiempo. Esto ha supuesto que las prácticas de cybersexo se hayan disparado en todo el mundo.

El cybersexo va más allá de ser una simple forma de sexo virtual en la que dos o más personas se conectan a una misma plataforma de Internet e intercambian mensajes con contenidos sexuales explícitos. Algunas veces, estas prácticas consisten en masturbación mediante cámaras web o, en algunos casos, en el simple envío de mensajes.

Pero… ¿hasta qué punto estas prácticas son realmente sanas? ¿Este tipo de sexo virtual puede saciar de verdad nuestra líbido?

Las ventajas del cybersexo

Una de las grandes ventajas del cybersexo, como no podía ser de otra forma, es el anonimato. Al intercambiar mensajes con otra persona a través de un ordenador, nos sentimos muy cómodos y podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación. Gracias a ese confort desarrollamos con más tranquilidad nuestro vocabulario sexual y no explayamos en la realización virtual de nuestras fantasías sexuales.

Al estar en un entorno virtual, este comportamiento se da en las dos partes, por lo que pocas veces se someten esas fantasías a juicio. Esta libertad nos hace sentirnos cómodos y nos ayuda a soltarnos, lo que nos lleva a prácticas sexuales relajadas y agradables.

Además, algunos psicólogos lo consideran una práctica positiva desde el punto de vista que ayuda a aquellas personas demasiado tímidas o introvertidas a relacionarse con desconocidos, algo que les ayuda a acostumbrarse y les hace expresar sus sentimientos y deseos con mayor facilidad.

Las desventajas del cybersexo

Aunque el cybersexo puede ser una actividad divertida, en realidad, siempre carecerá de la parte más fundamental y placentera del sexo: el contacto físico. A pesar de ello, sigue siendo motivo de disputa entre las parejas, pues muchas personas lo consideran infidelidad, mientras que otras no (debido a esa falta de contacto físico).

Sin embargo, el gran peligro del cybersexo es el peligro que corremos de engancharnos. Al ser cómodo y agradable, es fácil que se convierta en un vicio. Algunas personas, obsesionadas por satisfacer sus necesidades personales o sus carencias afectivas, pueden llegar a desarrollar una adicción con bastante facilidad. De hecho, más del 50% de las personas adictas a Internet son también adictas a alguna forma de cybersexo.

Aunque el anonimato nos hace sentir cómodos y protegidos porque evita que puedan juzgarnos, ese mismo secretismo da cobijo a la persona que está al otro lado de la pantalla. Por tanto, no sabemos si realmente estamos chateando con un chico, una chica o una persona con trastornos mentales.

Es verdad que, en el cybersexo, no hace falta tomar medidas anticonceptivas, aunque sí deberás tomar ciertas precauciones. Así que, si te decides por este tipo de prácticas, asegúrate de encontrar un sitio en Internet que te dé confianza. En FuegodeVida nos tomamos muy en serio las relaciones y por eso nos aseguramos de que todos los perfiles sean de personas reales, para que no te encuentres con sorpresas desagradables.

El cybersexo es una evolución natural. Una respuesta al tipo de relaciones que han surgido en Internet. Lo mejor que puedes hacer es disfrutar del cybersexo, ya que… a nadie el amarga un dulce, ¿no?

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>