Pasos para hablar de sexo con tu pareja

Mientras existen parejas que hablan abiertamente de cualquier tema como su sexualidad o sus fantasías eróticas, otras tienen más dificultades para tratar este tema. También puede ocurrir que les resulte fácil hablar de sexo cuando se trata de un tema positivo pero la cosa se complique si hay que hacer alguna crítica o petición. Sea como sea, es muy importante llegar a conseguir hablar abiertamente de sentimientos, deseo y sexualidad dentro de la pareja. Por eso, hoy te presentamos los pasos que puedes seguir si te cuesta y deseas hablar de sexo con tu pareja:

1. Infórmate bien sobre las posibilidades

Sea cual sea tu problema o interés, te conviene estar bien informado antes de abordar el tema con tu pareja. Puede que quieras llevar a cabo una fantasía sexual, probar una postura complicada o tener una experiencia swinger. O tal vez tu pareja no dedica a los preliminares el tiempo que te gustaría, no está tan abierto a experimentar como tú o no cambia jamás de postura sexual. En cualquier caso, seguro que en Internet encuentras información al respecto o siempre puedes consultar a un terapeuta sexual especializado.

2. Busca un momento adecuado para abordar el tema

Cuando empieces a hablar de sexo con tu pareja puede que paséis horas con el tema, por lo que te interesa tener el tiempo y la calma necesarios para no tener que dejar la conversación a medias. También es importante que no saques el tema justo después del sexo, pues parecerá una crítica directa a ese encuentro sexual en particular. Y si consigues que sea un momento en el que tu pareja esté de buen humor y receptiva, sería ideal.

3. Habla de sexo de manera positiva y optimista

Si abordas el tema de manera crítica o negativa, puede que tu pareja se lo tome como un ataque personal y terminéis discutiendo y sin resolver nada. Para que la charla sea productiva, debes afrontarlo como algo a mejorar entre ambos y que puede llegar a ser espectacular, obviando comentarios negativos o críticos. Por ejemplo, puedes empezar repasando aquellas prácticas o detalles que más te gustan de vuestros encuentros e ir avanzando añadiendo aquellos que te gustaría probar o hacer.

4. No renuncies a tus deseos

Puede que tu pareja no esté dispuesta a llevar a cabo ciertas prácticas sexuales. Si lo habéis hablado largo y tendido y no parece que vaya a acceder a llevar a cabo tus deseos jamás, será momento de replantearte las cosas. Sin duda, no es lo mismo tener curiosidad por algo que desearlo fervientemente. Si crees que tu vida sexual no podrá ser feliz ni completa sin los cambios que tu pareja no se presta a llevar a cabo, tal vez sea momento de pensar en encontrar alguien más compatible sexualmente contigo. Al fin y al cabo, el sexo es una de las partes más importantes en cualquier relación sentimental.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>