Cómo salir de la friendzone

No hay hombre que no sepas qué es la friendzone. Todos la conocen y todos la temen, caer en esa friendzone significa que no podrás tener sexo con esa chica, porque te verá como a un amigo para siempre y ya sabes… Los amigos no tienen sexo entre ellos.

Evitar caer en la friendzone puede ser relativamente fácil, sin embargo, escapar de ella es casi imposible. Una vez estás dentro, salir es casi misión imposible. Por eso hoy quiero explicarte cómo puedes salir de esa friendzone y tener sexo con la chica que te gusta.

La friendzone, peor que la zona muerta

Supongo que, a estas alturas, ya sabrás lo que es la friendzone, pero por si te pilla de nuevas te comento que es esa incómoda posición en la que, una chica que te gusta, te considera como su amigo, alguien de confianza y por eso evita el sexo contigo. Si estás enamorado de ella, es lo peor que puede pasarte; tendrás mucha confianza con ella, pero jamás tendrás sexo pues no te ve como a un hombre, sino como a un hermano.

Salir de la friendzone es complicado, pero no es imposible. Si sabes cómo seducirla, el proceso aunque lento, será posible. Seguramente no te diste cuenta, pero cuando la conociste tuviste más de una oportunidad de hacer “algo más” con ella. Seguro que los momentos de romance aparecieron, pero tus inseguridades no te permitieron aprovechar y conquistarla.

Cómo salir de la friendzone

Para poder salir de la friendzone, lo primero es aceptar que estás dentro y lo segundo es asumir que ella sabe que estás colado por ella. Una vez tengas esto claro, puedes empezar a hacer algo para cambiarlo.

Enséñale que no es la única

Si te ha puesto en la friendzone, deja de hacer el tonto por ella. Sepárate de repente, no des explicaciones. Si antes la acompañabas a todos lados, ahora deja de estar siempre disponible. Empieza a mostrarle que tienes otras amigas, cuando te pida algo dile que ya has quedado con María. No des explicaciones, solo di eso.

Deja que piense y se haga ideas. Si te pregunta quién es y qué haces con ella, no le des detalles, recuerda que no es tu novia, es solo una amiga. Si no eres una persona muy social, empieza a salir y a socializar con otras mujeres. Deja que ella vea que estás agusto con otras mujeres.

No convivas con ella

Si te pasabas el día con ella, deja de hacerlo. Si de verdad quieres estar con ella, échale valor y sepárate un poco. Cuando desaparezcas de su lado de un día para otro, ella lo notará.

En ese momento empezará a pensar en los buenos momentos que pasateis juntos y será entonces cuando cambie la forma en la que te percibe. De nuevo aparecerás en su mente como un hombre. Lo escaso tiene gran valor, por tanto, desaparecer de su vida te convierte en un bien valioso.

No declares tus intenciones

Si te crees que para salir de la friendzone te vale con declararle tu amor o hacer un gran acto de romanticismo… vas listo. No te servirá de nada porque ella hace tiempo que sabe lo que sientes por ella. No conseguirás nada, ella te dirá lo mismo que les ha dicho a todos: “te quiero, pero solo como amigo”.

Hay pocas cosas que te puedan hundir más que eso, así que, si de verdad quieres conquistarla, olvídate de declaraciones y de romanticismo.

Un cita

No necesitas tener citas para poner en práctica toda las cosas que estás leyendo aquí.

Si lo que quieres es salir de la friendzone, tienes que ponerte las pilas y hacerlo desde el primer momento, no importa si estáis tomando una cerveza, un café, un helado o viendo una televisión.

Trátala como a una novia

Normalmente, cuando estás en la friendzone te llevas la peor parte de lo que es ser novios. Como “amigo” te toca hacer de taxista, acompañarla a comprar cosas o aguantar los malos rollos y los llantos, cuando tiene bajones o discute con alguien.

Para cambiar esto tienes que comenzar a comportarte como un novio de verdad. Pero no solo en lo malo, tienes que comenzar a estar también en lo bueno. Empieza a comportarte como si fuera su novio y trata de buscar encuentros sexuales.

No me refiero a que la fuerces o que la hagas sentir incómoda, no hay que llevar a nadie a rastras al huerto… Tienes que perder el miedo y comenzar a tocarla de forma atrevida como si fuese un juego normal entre vosotros. Tienes que hacerlo con mucha naturalidad, no tienes que ponerte nervioso ni dudar y sobre todo, no tienes que pensar que estás haciendo algo malo o sucio.

Adiós a la friendzone

El truco está en crear un ambiente de tensión sexual entre los dos. Tienes que despertar su sexualidad y buscar ese primer beso entre los dos. Si te abraza, empieza a darle besos en el cuello cuando lo haga, si suele sentarse sobre ti, empieza a cogerla por la cintura como haría su novio, acaricia sus piernas o deja tus manos sobre ellas, juega con su pelo o acaríciale la cara cerca de los labios.

En lugar de darle un beso en la frente o en las mejillas, cuando estés cerca de ella bésale el cuello siempre. Una vez se acostumbre a tus juegos y tus caricias, tendrás que jugártela y dar el do de pecho.

Sal de la friendzone, deja de ser su amigo.

Dale un buen beso, no le pidas permiso y no le digas que lo haces porque estás enamorado de ella, si responde a tu beso, enhorabuena, has logrado salir de la friendzone.

Tienes que tener muy claro que no hay que tener miedo a perder la amistad con ella. Hay muchas mujeres y muchas amistades llegarán a lo largo de tu vida. Si de verdad siente una amistad sincera por ti, lo que pueda pasar quedará como una anécdota divertida entre vosotros. Si se enfada y no quiere saber nada de ti, es que tampoco era tan amiga tuya, ya encontrarás otra.

En fin, ahora ya lo tienes todo para luchar. Adelante, no tengas miedo y sal de su friendzone.