5 maneras de utilizar un vibrador en pareja

Aunque Marilyn Monroe cantaba que los diamantes eran el mejor amigo de una mujer, en realidad el mejor amigo de toda mujer es un buen vibrador. Y ya no solo de la mujer. Cada vez son más las parejas que se animan a incorporar este juguete a sus encuentros sexuales. Porque, a diferencia de lo que algunos hombres piensan, los vibradores no son solo para que una mujer se masturbe. Lo cierto es que un vibrador puede tener tantos usos como puedas imaginar.

En este artículo te hablamos de 5 maneras en las que puedes utilizar un vibrador en pareja para poner un poco de picante a vuestro encuentro y sentir un gran placer. Pero hay muchas más. ¿Te animas a invitar a un vibrador a vuestra fiesta privada?

1. En los preliminares

Una de las principales ventajas de los vibradores es que tienen la capacidad de estimular a la mujer de una manera muy rápida. Por ello, cuando no tenéis mucho tiempo para tener sexo y queréis acelerar los preliminares, el vibrador puede ser un buen aliado. Es tan sencillo como frotar el vibrador por toda la vulva, sobre todo el clítoris, al mismo tiempo que se dan besos y caricias. El vibrador puede utilizarse en los preliminares no solo para acelerarlos sino también para innovarlos.

2. En el coito

A muchas mujeres les cuesta llegar al orgasmo tan solo con la estimulación coital por ello nunca está de más seguir atendiendo al clítoris también durante la penetración. Muchas posturas no permiten que el pene estimule el órgano donde las mujeres sienten un mayor placer pero, por suerte, esto es algo que un vibrador puede solucionar fácilmente. Para ello, se estimula el clítoris con el vibrador mientras el hombre se encarga de la penetración vaginal. Esto se traducirá en orgasmos mucho más intensos.

3. En el cunnilingus

Durante el cunnilingus es bastante frecuente introducir uno o dos dedos dentro de la vagina de la mujer para intensificar su placer. Si cambiamos los dedos por un vibrador con forma fálica mientras se estimula el clítoris con la boca, el placer se verá multiplicado enormemente.

4. En la felación

Y como hemos dicho, los vibradores no son solo para ellas, este también puede ayudarles a ellos a sentir mucho más placer. Por ejemplo, se puede recurrir a un vibrador para incrementar la intensidad de una felación. La mujer puede colocarse el vibrador en la mejilla mientras le realiza sexo oral a él. De este modo, el hombre no solo sentirá el movimiento de su lengua y la presión de sus labios sino también las vibraciones del aparato a través de su piel, lo que le proporcionará una experiencia mucho más placentera.

5. En el sexo anal

Otra forma de utilizar un vibrador en pareja es hacerlo para estimular el punto G masculino. Para ello, es recomendable emplear un vibrador más pequeño que la mujer introducirá en el ano del hombre mientras él la penetra o ella le proporciona sexo oral. Está más que comprobado que estimular el punto G masculino durante la penetración, la felación o la masturbación incrementa en gran medida el placer del orgasmo.

Y bien, ¿cómo os animáis a usar el vibrador en pareja?

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>