magnify
magnify
formats

10 diferencias de tener sexo a los ‘veintipocos’ y a los ‘treintaytantos’

En diez años o más pueden cambiar muchas cosas de nuestra vida y en cuestión de relaciones y sexo el cambio puede llegar a ser sustancial. ¿Qué ocurre en el caso de las mujeres?

Diferencias del sexo con los años

Diferencias del sexo con los años

1. Lo que esperas de una primera cita
A los 20: Que te proponga llevarte a la cama
A los 30: Que no sea un idiota redomado

2. Lo que piensas cuando acabas de conocer a alguien y te propone tener sexo
A los 20: Hoy espero llegar al orgasmo…
A los 30: ¡Mierda, llevo la faja braga!

3. Intentas ligar con alguien en un local y termina pasando de ti
A los 20: ¿Habré hecho algo mal?, ¿no le habré parecido atractiva?, ¿tendrá novia?
A los 30: ¡Él se lo pierde!

4. Las veces que practicas sexo a la semana con tu pareja
A los 20: Mínimo tres
A los 30: Una vez a la semana (si hay suerte…)

5. Si tu pareja mira con deseo a otra
A los 20: Le monto un pollo
A los 30: Me fastidia y se lo comento con tacto

6. Lugares donde practicas sexo
A los 20: La habitación de tus padres, un coche, un ascensor, una playa, …
A los 30: Una cama…(la de mi casa)

7. Temas imprescindibles cuando acabas de conocer a alguien
A los 20: Música, cine y lugares de marcha
A los 30: Estado civil y ocupación laboral

8. Hablar de sexo con tus amigas
A los 20: Alguna vez
A los 30: Siempre que puedo (y sin tabúes)

9. El motivo por el que dejas una relación
A los 20: Necesito más espacio
A los 30: No me dedica tiempo

10. Los juguetes sexuales
A los 20: No me hacen falta
A los 30: ¡Un gran invento!

 
Etiquetas:,
formats

Más mujeres han estado con dos personas a la vez según una encuesta

¿Has estado con dos personas a la vez?, ¿cuándo prefieres hacer el amor?, ¿has practicado sexo anal? Estas son algunas preguntas que Fuego de Vida ha hecho a los miembros de esta comunidad a través de encuestas. Una media de casi mil votos al día han permitido analizar y encontrar algunas diferencias importantes en cómo hombres y mujeres ven el sexo.

Un 30% de los hombres encuestados afirmó haber estado saliendo con dos personas a la vez alguna vez en su vida, frente a un superior 43% de las mujeres. Otro punto en el que los dos sexos han diferido es la hora preferida para hacer el amor: un 85% de los hombres opina que cualquier momento es bueno y un 6% de ellos prefiere sexo por la mañana, frente a un 43% de la mujeres que también prefiere a primera hora del día.

Encuesta a miembros de Fuego de Vida

Encuesta a miembros de Fuego de Vida

El sexo anal es una práctica muy placentera y cada vez hay más parejas que se animan a probarlo. Si analizamos las respuestas de los 1100 encuestados en Fuego de Vida sobre esta práctica sexual, vemos una mayoría de votos a “sí y me gustaría repetir”, un 64% de los hombres afirma haberlo probado en comparación con un 48% de las mujeres.

Aunque vemos sustanciales diferencias entre hombres y mujeres, hay otros aspectos en los que sí coinciden. Ambos sexos consideran aburrido tener una sola relación sexual en su vida (hombres 45% y mujeres 42%) y también comparten puntos de vista respecto a tener celos en una relación, un 48% de los hombres y 45% de las mujeres confiesan ser celosos.

 
Etiquetas:, , ,
formats

Hablar en el sexo fortalece el deseo

Algunas mujeres se quejan de que sus parejas carecen de comunicación verbal durante la relación sexual, porque ellos, si acaso, se empeñan en exclamar sus goces o en pedir lo que quieren. ¿Te ha sucedido algo parecido?

El problema surge cuando solo prima el deseo entre una pareja. Sobre todo, si es una pareja ocasional, donde no hay mucha confianza para otros temas y solo interesa el sexo en ese momento. Es un tema muy tratado en las conversaciones entre chicas:

- “¿Cómo te fue con ese chico que conocisteis anoche?”

-“No tan bien, solo quería que le chupara y no usó conmigo ningún tipo de caricias ni elogios, no lo veré más”.

Ante estas conversaciones muy comunes entre nosotras, me parece que no es posible esperar mucho más, porque si acabamos de conocer a un chico, que nos miró con deseos y hasta con cariño, si fue muy agradable al entrar al coche, si nos abrió la puerta de la habitación donde vamos a tener sexo; es lógico que ya no pueda esperar más y vaya a lo suyo: sexo por sexo. ¿Acaso no es lo que ha querido lograr?

Para conquistarnos son maravillosos, pagan copas, cenas caras, pero no podemos dejarnos engañar, chicas, cuando llegan a la cama se acaba el romanticismo.

Algo distinto sucede cuando la pareja lleva algunos días comunicándose, conversando y van a la cama ya conociendo algunas interioridades. De esta forma tienen otros temas para conversar.

Hablar del sexo fortalece el deseo

Hablar en el sexo fortalece el deseo

Pongo como ejemplo a una pareja que se ha conocido mediante una webs de citas. Una vez comenzado el contacto, siempre hay alguno que quiere ir ya a lo máximo, o sea, el sexo, sobre todo los hombres. Si somos chicas inteligentes y queremos que las cosas vayan bien, es mejor dar tiempo. Conversar sobre lo que os gusta, tanto en la vida como en la relación sexual, reírse algunas situaciones que se digan entre sí, valorar si es una persona muy cachonda o más bien tímida, cualquier situación es válida para que una vez liados en la cama, se puedan hacer bromas y hablar cosas como estas:

- “Me dijiste que no te gustaba el griego, ¿qué tal si permites que dé unos besitos en las nalgas?”

- “Qué gustazo contigo, ya lo imaginé desde que te conocí, siempre has sido así o soy yo el afortunado?”

- “Me pones loca con tu cuerpo sobre mí, sabía que iba a resultar”.

- “No dejes de hacer tus ejercicios, ¿por qué no practicamos entre los dos?”.

- “¿Lo demoramos un poquito?, me dijiste que te gustaba”.

 

 
formats

Los cinco mejores juguetes sexuales para ellas

La timidez y el pudor por explorar con el sexo más allá de los convencionalismos, nos lleva caer en la monotonía y a practicar sexo de mala calidad. Por ello es importante cuidar nuestra vida sexual si es en pareja o sin ella, y experimentar nuevas sensaciones.El sexo nos reporta una mejora en la salud física y mental y no debería causarnos ninguna vergüenza preocuparnos por trabajar la búsqueda de placer.

Una buena forma de conseguirlo es a través de los juguetes sexuales. En el mercado hay una gran variedad tanto para él como para ella. Hoy vamos a centrarnos en ella, por eso recomendamos cinco opciones que despertarán a la diosa que llevas dentro.

Vibradores para clítoris. Al mismo tiempo que se introduce en la vagina, masajea el clítoris multiplicando las sensaciones. Muy recomendado para aquellas mujeres que solo consiguen llegar al orgasmo clitoriano o les cuesta llegar al orgasmo vaginal.

vibrator

FuegodeVida con el vibrador para clítoris

Bolas chinas. Son una buena elección ya que además de excitar, son divertidas porque las puedes llevar en cualquier momento sin que nadie se dé cuenta. Además te ayudan a tonificar la musculatura de la pelvis mientras caminas con ellas.

Cadena anal. Es un juguete muy estimulante para experimentar con el sexo anal. Hay de diferentes formas, tamaños y materiales. Te recomendamos escogerla en silicona, ya que su textura es más agradable y es más práctica para utilizar.

Simulador de sexo oral. Este juguete es bastante novedoso dentro de la industria de los juguetes sexuales y trata de proporcionar a la mujer las mismas sensaciones que en el cunnilingus. Es aconsejable usar un poco de lubricante de base de agua para que la simulación de la lengua sea aún más real.

Látigo de tiras. Es un juguete muy empleado para practicar el spanking y el accesorio perfecto para hacer subir la temperatura. Deja que tu pareja te cosquillee y provoque con pequeños golpes eróticos en las nalgas. ¡Te pondrá a cien!

látigo de tiras

Látigo de tiras